Sidebar Header

Sidebar Header

    ELE 2.0 Blog sobre la enseñanza del español
    LdeLengua Podcast sobre el mundo del español
    nodos_ele Grupo de investigación sobre ELE y web 2.0

Sidebar Header

Contacto

Para saber más de nosotros puede…

mandarnos un email: info@negrosobreblanco.es

llamarnos o escribirnos por Skype: franciscojoseherrera

enviar un SMS o llamarnos al teléfono: 647-605459

Glosario web 2.0

Para que tengas una guía básica de los principales conceptos de la web 2.0 vamos a hacer aquí un recorrido por los términos más usados en la red colaborativa. Para ampliar las definiciones es muy aconsejable darse una vuelta por la Wikipedia.

Blog: Los blogs son esa cosa que tanto molesta a algunos periodistas y políticos, porque dan demasiada libertad en su opinión a cualquier don nadie con acceso a la red. Se han convertido, por derecho propio, en la aplicación estrella de la nueva web. En pocas palabras, es un sistema de edición digital que admite comentarios y que se organiza de forma cronológica. Los dos sistemas más populares son Blogger y Wordpress. Ya casi nadie los llama (cuadernos de) bitácora, por suerte.

Microblogging: un día un tal Evan Williams pensó que, si en lugar de dejar a los bloggers que escribieran lo que les diera la gana les cortaba el rollo y limitaba los mensajes a sólo 140 caracteres, la cosa podría ser divertida. Las primeras reacciones fueron de desprecio e incredulidad, pero ahora mismo Twitter, el sistema de microblogging más usado en el mundo, es una de las aplicaciones más apetecidas por los tiburones 2.0. Se puede decir que este formato está a medio camino entre el blog y la mensajería instantanea.

Podcast: el podcasting tiene una fórmula muy simple: MP3 + RSS, o lo que es lo mismo, emisión de audio a la que te puedes suscribir en la red. Se puede decir que es como un programa de radio, pero a diferencia de éste, el podcast no sufre los rigores del directo. Para los indecisos: al principio el micro da un poco de miedo, pero después es coser y cantar.

Red social: pues, eso, una red que es social .Te haces tus amigos, compartes tus gustos y todo ese rollo. ¿Que parece una tontería? Pues que le pregunten al magnate Rupert Murdoch si le pareció una estupidez pagar todo lo que pagó por MySpace. Hay redes que trabajan más aspectos profesionales (mucho networking) como Xing  o Neurona, mientras otras tienen un perfil más generalista y distendido al estilo de Facebook.

RSS: es un formato de datos que permite al usuario recibir la notificación de novedades en un servicio web cada vez que se producen. Es lo que se conoce también como sindicación o suscripción. Indispensable tanto en la blogocosa como en la podcastfera, cuenta con una alternativa, el formato Atom, que cada vez se usa menos. La dirección de suscripción se conoce como feed. El sistema para seguir los feeds se llama agregador.

Tag o etiqueta: puesto que los usuarios son (también) seres humanos, su labor taxonómica es imprescindible para poner algo de orden en la web. Usando tags no sólo etiquetas, también compartes conocimento El más popular de estos sistemas es Del.icio.us.

Usuario: la palabra más repetida en este glosario. Sin las personas no hay web 2.0 que valga.

Videoblogging o videocast: bueno, si ya has leído las definiciones de blog o de podcasting, lo tienes más fácil. El videoblog es un medio de comunicación en formato vídeo (lo juro) que ofrece a su audiencia la posiblidad de suscribirse con RSS. Generalmente se publica en diferentes plataformas, porque el futuro de este medio está en los reproductores de bolsillo tipo iPod y, sobre todo, en los móviles. El más visto en España es el noticiero geek Mobbuz.TV.

Web 1.0: ah, pero ¿todavía existe? Si necesitas una definición digamos que es un animal digital en claro proceso de extinción. Una curiosidad, esta especie se alimenta de emoticones y gifs animados.

Web 2.0: fase transitoria del mundo digital. Ni idea de hacia dónde va, ni cuánto durará, pero por el momento parece divertido.

Wiki: una de las ideas más simples y más eficaces de los últimos años. El wiki es un documento compartido en la web y que puede ser editado por cualquier persona desde cualquier lugar y en cualquier momento. La primera vez a uno le parece una idea descabellada, pero sus posibilidades de trabajo son increíbles. Y si no que se lo digan a los de Wikipedia. Puedes crear el tuyo propio en Wikispaces.

Podcasting: la voz de la web

Si tuviéramos que definir en pocas palabras lo que es el podcast, diríamos que es un archivo de audio, parecido a un programa de radio, que está disponible en la red (y que por lo tanto se puede escuchar o descargar cuando uno quiera) y que tiene un servicio de suscripción que nos avisa cada vez que hay una nueva emisión. La ventaja, como medio de masas, sobre la radio es evidente: la decisión de cúando y dónde escuchar el programa no depende de los creadores, sino de los podescuchas, algo muy en la línea de aquello que caracteriza a la web 2.0, como hemos visto ya. Lógicamente, estas emisiones admiten comentarios (en formato de texto o de audio), que son parte esencial de su naturaleza comunicativa.

En buena parte, el podcast nació a la sombra de la blogosfera, con la que tiene muchos puntos de contacto. Pero el podcast es un producto que requiere un trabajo de edición mucho más completo que el blog, probablemente porque como todavía no ha llegado a los niveles de éxito de su hermano mayor, aún faltan herramientas realmente sencillas y eficaces para subir a la red los resultados. Las relaciones entre ambos medios quedan al descubierto en estas afirmaciones de José Antonio Gelado, el introductor del podcasting en la esfera hispana: el origen del podcasting tiene sus raíces en tecnologías ya existentes como los blogs y el formato MP3, que han revolucionado, por separado, la forma de distribuir contenidos en Internet, la industria musical y los medios de comunicación, pero que hasta este momento no se habían utilizado conjuntamente. Por alguna razón, este medio que ya se ha desarrollado ampliamente en otros ámbitos no acaba de dar el gran salto en el mundo hispano.

La web como medio

La red 2.0 borra las fronteras entre el trabajo profesional y la creación amateur. En cierto modo es así, pero en la nueva web no todo tiene el mismo valor, existe una meritocracia que se rige por sus propias leyes. Como es lógico, el conocimiento profundo de la materia tratada es un valor fundamental para crear contenidos, pero también lo es la capacidad para transmitirlo y convertirlo en moneda de circulación social. Es decir, aquel autor que no sólo sepa de lo que está escribiendo, sino que además sea capaz de crear una comunidad a su alrededor y de repartir juego entre sus lecto/escritores será el que encabece la iniciativa. Es lo que se llama un superusuario de la web. Y estos individuos ya empiezan a tener un poder que en ocasiones se puede comparar con el de ciertas figuras mediáticas, sobre todo, como es lógico, en los Estados Unidos. Es por eso que los blogs se están utilizando desde hace tiempo para aprovechar el efecto red del que gozan y lanzar campañas de opinión o de imagen.

Por otro lado, la web colaborativa, al contrario de los medios de masas, no busca al gran público, aunque no lo rechaza cuando se lo encuentra por casualidad en su camino. En verdad, la red 2.0 trabaja con lo que se ha dado en llamar nanoaudiencias, micropúblicos muy especializados, pero que demuestran un gran interés en el tema a tratar y que sobre todo son críticos, muy participativos y altamente exigentes. El autor 2.0 trabaja con nichos de interés muy concretos y nunca se siente solo, con todas las ventajas y los inconvenientes que esta hipersocialización supone. Si alguien es reacio a aceptar críticas o formas de opinión ajenas, la web social no es su lugar de trabajo. Aunque se ha discutido hasta la saciedad sobre el carácter de moda o tendencia pasajera de la nueva web, lo que está claro es que detrás de la etiqueta, que probablemente no tardará mucho en quedarse obsoleta, si es que no lo ha hecho ya, hay una serie de conceptos que hay que tener en cuenta para entender en qué dirección se mueve el mundo digital en estos momentos. Estas ideas sustentadoras de la red social forman el subsuelo en el que se germinan tanto las aplicaciones colaborativas como las identidades digitales de los usuarios.

Los blogs conversan

Como dice el profesor José Luis Orihuela, uno de los grandes gurús de la blogosfera en español, los blogs se pueden definir como la gran conversación y es que, gracias a este sistema de publicación, en la web se ha creado una inabarcable red de información y opinión como nunca se había conocido antes. Si tenemos que delimitar en pocas palabras qué es un blog, podemos decir que se trata de una página web organizada cronológicamente, que admite comentarios y suscripciones y que lleva una línea editorial más o menos definida. En mayor o menor medida todas estas condiciones son de obligado cumplimiento si queremos crear un blog tal y como lo entendemos actualmente. Las diferencias con otros formatos de edición web son evidentes: por un lado, en una página normal la información se organiza jerárquicamente y rara vez admite la participación de los lectores en la creación de contenidos, por otro lado, en un foro la organización de los comentarios es más dispersa y, aunque haya un tema central, no existe esa trayectoria editorial que caracteriza al blog, ya sea de autoría única o compartida. Otra opción que aparece habitualmente en este formato de edición web es la posibilidad de organizar los artículos mediante categorías, que funcionan con un sistema de etiquetas (tagging). Lógicamente los blogs trabajan necesariamente en red y es difícil que sobrevivan si no participan en la gran conversación que citábamos más arriba: sin enlaces ni comentarios éstos dejan de tener sentido.

No hay que olvidar que los blogs son multimediales, es decir, no sólo están hechos de texto, sino que también permiten la edición de imágenes, audio y vídeo. De hecho existe un formato concreto para las páginas dedicadas sólo a fotografías (fotoblog) o vídeo (videoblogging o videocast). Inicialmente estas webs recibieron el nombre de weblogs y su uso estaba limitado al de cuaderno de notas de la web: los primeros autores se dedicaban a anotar y enlazar aquello que les parecía más interesante o que llamaba más su atención en la red. Hasta hace poco era habitual ver la traducción cuaderno de bitácora, o simplemente bitácora, para este tipo de formatos, pero parece que la contracción blog va a quedar definitivamente como la única etiqueta utilizada para definir este formato tanto en inglés como en español.

Ecosistema digital

¿Cuáles son las características comunes de las aplicaciones web 2.0? La primera es su marcado carácter colaborativo. Sin el trabajo en equipo de autores y lectores no hay red social que valga. Algunos ejemplos: un blog sin comentarios no es más que un texto plano, un wiki mantenido por una sola persona es un esfuerzo inútil. De esta manera, lo que realmente hay que destacar de la nueva web es su vocación de ser una plataforma de lecto/escritura. En la web 1.0 existía un solo autor, que generalmente recibía el pomposo nombre de webmaster, algo parecido a un título nobiliario digital, y que era el que decidía qué contenidos se debían leer y en qué orden.

En la web colaborativa la figura del autor queda relegada a la figura a veces desvaída del editor, que mantiene una línea, pero que no impone una dirección única en los contenidos. Podemos decir que en esta nueva etapa las relaciones entre autores y lectores se van haciendo más estrechas para crear comunidades de intereses que se organizan de forma horizontal. El creador de contenidos web pierde su posición jerárquica para convertirse en un participante más de la vida social digital.

¿Qué es la web 2.0?

Parece ser que el término web 2.0 apareció por primera vez en una sesión de brainstorming de la empresa O’Reilly Media, una compañía norteamericana que se dedica a la publicación de libros y páginas web sobre tecnología, en la que estaban presentes entre otros Tim O’Reilly y Dale Dougherty. En esta reunión de trabajo los asistentes fueron desarrollando la idea de que las nuevas aplicaciones web que estaban apareciendo contaban con objetivos muy similares. Entres estos fines estaban principalmente crecer a partir de una red social y sacar el máximo partido del esfuerzo colectivo. Nació así al mundo la red colaborativa.

En contraposición con la verdadera creación de la web tal y como la conocemos ahora, es decir, el sistema de la world wide web diseñado por otro Tim, esta vez Berners-Lee, lo que hicieron los de O’Reilly Media sólo fue darle un nombre a una tendencia que ya llevaba tiempo apuntando en el horizonte. Para darle más empaque al concepto de marras crearon la Web 2.0 Conference, que desde 2004 se celebra anualmente. Las críticas al concepto 2.0 han sido muchas, empezando por el propio Berners-Lee, pero la idea ha ganado adeptos y actualmente se encuentra afianzada tanto en los medios tecnológicos especializados como en los de masas.

Nosotros

  • Quiénes somos

  • Una empresa innovadora formada por profesionales de la enseñanza del español que conocen desde dentro el sector en sus diferentes dimensiones tanto empresarial, como didáctica o institucional.

  • Qué ofrecemos

  • Nuestra marca se caracteriza por el uso de herramientas web 2.0 para la promoción y el desarrollo de la imagen de nuestros clientes en el ecosistema digital. Estamos especializados en la creación y el mantenimiento de gabinetes de prensa virtuales a través de blogs y redes sociales.

  • A quién nos dirigimos

  • Empresas, instituciones, fundaciones y asociaciones que trabajan dentro del sector de la enseñanza del español y que quieren aprovechar las posibilidades de la web social para dar a conocer su labor y entablar con su público una relación horizontal.

  • Cómo trabajamos

  • Nuestra forma de trabajo se centra en la creación, adaptación y gestión de contenidos significativos relacionados con la enseñanza del español como lengua extranjera, adaptados a la forma de consumo de información propia de la web 2.0. Para conseguir estos objetivos, proponemos a nuestros clientes el uso de blogs, podcasting, redes sociales, mircroblogging y videocast.